Persisten los fuertes enfrentamientos entre los independentistas, jóvenes en buena parte, y la policía local.

Más de un centenar de hogueras de contenedores han ardido en el centro de Barcelona tras la manifestación convocada ante la delegación del Gobierno en Barcelona para protestar por la sentencia judicial contra los líderes independentistas.

Paseo de Gràcia, calle Pau Claris, Provença, Diagonal, Jardinets de Gràcia, Aragó y Diagonal han sido los escenarios del tumulto, que ha durado más de dos horas en una de las arterias más comerciales de la ciudad.

Grupos radicales han tomado la iniciativa y han convertido las velas y las pancartas que llevaban los convocados en fuegos indiscriminados que han afectado al mobiliario urbano y algunos vehículos particulares, como bicicletas y coches.

La mayoría de los manifestantes aceptó abandonar la zona, aunque algunos grupos se quedaron y revivieron algunas confrontaciones con las fuerzas de seguridad.

Al caer la noche, la zona seguía dominada por más de 30 camiones policiales y, según el diario El Mundo, al menos tres manifestantes fueron detenidos.

Mirá las Noticias Destacadas