La medida implementada por la Subscomisión del fútbol busca proteger a los niños.

El Club Barrio Parque emitió un comunicado en el que informó que se sancionará a los padres que se comporten “de manera inadecuada" durante el juego de sus hijos. La medida busca combatir los actos de violencia, principalmente verbal, que por ahí se dan en las instancias competitivas.

“Lo venimos haciendo desde hace mucho, con cartelería, con reuniones con los padres, con charlas con los pibes", indicó Daniel Giordano, coordinador del Club. Afirmó también que la intención siempre fue “prevenir" y que no buscan que esto exceda de eso.

Sin embargo, como informó la Subcomisión de fútbol mediante un comunicado, desde ahora regirá una sanción para quienes rompan las reglas de convivencia. El primer castigo será la suspensión por cuatro fechas: padre o madre que genere una situación de violencia no podrá ingresar a los partidos durante ese período.

“A favor de nuestro club, la mayoría de los padres lo entienden. Tenemos una familia de padres y madres que entienden todo. La mayoría de las veces tienen que ver con los árbitros, con algún resultado adverso, pero no pasa de ahí", remarcó Giordano.

La medida pretende cuidar a los pequeños, que están atentos a los que los padres les dicen desde afuera. El coordinador informó que se han aplicado sanciones hace un tiempo.

Mirá las Noticias Destacadas