La comisión de Legislación General, que preside Lucas Cavallo, resolvió suprimir el artículo que apuntaba a Uber.

A la espera de presuntos reclamos de parte de trabajadores del volante, en el Concejo Deliberante se resolvió, por ahora, ‘esquivarle’ a la cuestión regulatoria respecto a Uber en el transporte público.

El frustrado tratamiento del órgano legislativo de la ciudad de Córdoba del ‘marco regulatorio del transporte’ demandó negociaciones que llevaron a concluir que “no es una actividad que esté regulada" en el éjido municipal y, como tal, “no está permitida".

El presidente de la comisión de Legislación General, Lucas Cavallo, confirmó que el artículo 5 fue suprimido del proyecto que se trataría de ahora en adelante, y se preguntó: “¿Por qué prohibir algo que no está permitido?".