Así lo consideró la justicia al desestimar una denuncia de mala praxis contra los facultativos.

El fiscal Marcelo Fenol determinó que uno de los asaltantes herido por el denominado “samurai cordobés”, durante un asalto a su domicilio de barrio Cerro Norte ocurrido en abril de 2015, recibió una atención medica adecuada.

Aquella noche, Juan Carlos Tolosa recibió varias heridas en su cuerpo con un sable tipo katana, una de ellas le produjo un profundo corte en una de sus manos por el que debió recibir atención medica junto a los demás asaltantes.

Tiempo después, el abogado de Tolosa presentó una denuncia por supuesta mala praxis médica ya que el hombre no recuperó toda la funcionalidad y movimiento en su brazo herido.

Tras la investigación, el fiscal Fenol finalmente desestimó la presentación al considerar que Tolosa había sido atendido de manera correcta.

“Hemos recibido toda la prueba correspondiente solicitada por la fiscalía, y el análisis de la misma arroja como conclusión que la persona que ha formulado la denuncia por presunta mala praxis médica por parte de los facultativos que la atendieron, no existe como tal ya que los médicos han aplicado el criterio correcto en la terapéutica que necesitaba el paciente, conforme a los elementos disponibles en el país a la fecha de los sucesos”, explicó Fenol a Radio Universidad.

El fiscal detalló además que a Tolosa no se le colocó una prótesis en su momento por falta de ese material en el país y no por decisión de los médicos que lo atendieron.

El vecino que se defendió con el sable hiriendo a los tres hombres que habían  ingresado a su vivienda, finalmente fue sobreseído por la justicia a mediados de 2016 al determinarse que su accionar no configuraba un caso de “justicia por mano propia" sino que se trató de “defensa propia" y de un acto con el que buscó proteger a su familia.-

Primer informe de Canal 10 cuando ocurrió el asalto en 2015

Mirá las Noticias Destacadas