Colegas y amigos de José González, el histórico locutor de los SRT, rememoraron anécdotas con él.

Tras la noticia del fallecimiento del locutor de los Servicios de Radio y Televisión de la UNC, José González, colegas y amigos de los medios de Córdoba lo recordaron con cariño.

Mario Pereyra homenajeó al “Tío Pepe" en su programa y lo recordó como una de las “voces únicas" de Radio Universidad.

El conductor describió la voz del “Tío Pepe" como “aterciopelada", y lo destacó como uno de los mejores locutores que tuvo la provincia. “Tenía un caminar compadrón lento, suave. Era como su voz. Caminaba en ese tono", dijo Pereyra.

“Me acordaba de Disco VM (uno de los programas que tuvo González) porque iba a la casa de la que es hoy mi mujer, y los domingos se escuchaba a todo volumen", recordó, para destacar que en ese programa se inspiró el Hit Parade de Mario Zanoni.

En la mesa recordaron al Musical 580, que iba de lunes a viernes por la mañana. Anteriormente, por la tarde, González tuvo “Ronda Juvenil", un programa “muy exitoso", complementado con los bailes en el club Juniors y en Atenas, según acotó Carlos Sagristani.

“Una vez (hace 25 años) lo traje a charlar. Lo llamé, quería ponerlo al Negro González en ese horario (a la mañana, en Radio Popular). Quedó en contestarme. Creo que quería en esta radio (por Cadena 3). Después me agradeció, se puso muy contento porque él ya estaba retirado y yo pensé en él", reflexionó Pereyra.

Mario Pereyra recordó al Tío Pepe en su programa. (Audio gentileza Cadena 3)

El Lagarto Guizzardi también trabajó con González. El hoy experimentado conductor confesó a Cba24N que, en su momento,"el Tío Pepe me tomo la prueba de ingreso a la radio, es decir estuvo en los comienzos. Pasados los años, estando en otra radio, me llamaba para corregirme. Su esposa (La Sofi), a la que siempre encontraba en el centro, era la que me retaba por mis salidas nocturnas", rememoró.

“La última nota, que al menos yo conozco, la compartimos los dos en la cocina de su casa, Sofi estaba arriba, enferma, custodiada por un cuadro que mostraba su belleza adolescente mientras abajo hablábamos de nuestra historia el Tío Pepe y yo. Hoy en medio de estos recuerdos y la fea noticia pensé si no habremos sido familia. Chau Tío, muchas gracias por todo", reflexionó el conductor del Show de la Mañana.

Alejandro Colombo, locutor de turno en Radio Universidad, expresó a Cba24N: “José era un animal de radio, con una trayectoria increíble. Yo trabajé con él muy poco, apenas fui su locutor en el Musical 580 junto a Lisa Ferrer y Rebeca", dijo.

“Sí recuerdo un programa de TV por nuestro canal que se hizo para juntar ayuda para los soldados que luchaban en Malvinas y recuerdo que los conductores del mismo fueron él y Canela. Participamos muchos y hizo un trabajo impecable. Decir José González es decir Radio Universidad. Se fue un tipo que marcó un estilo en Radio. Muy triste noticia", lamentó Colombo.

Rebeca Bortoletto, figura de los Servicios de Radio y Televisión, también rememoró al Tío Pepe para esta redacción. “Recuerdo a José Gonzalez, primero por escucharlo en la radio. En una Spika chiquita seguía los domingos el DiscoshowVM, ranking a la manera clásica hasta llegar al ansiado número 1", recordó.

“José poseía un registro único, prístino, elegante que se destacaba del resto. Voz que permaneció intacta hasta el fin. ‘Los negros no perdemos ni el color ni la voz’, decía el Tío Pepe. Pasaba por el pasillo de la vieja radio Universidad en Pasaje Muñoz, de riguroso traje y corbata. ¡Con sus discos de vinilo (sólo el los recibía) debajo del brazo, listo para hacer un nuevo hit!", relató la periodista y locutora.

Posteriormente, Bortoletto reflexionó sobre la cantidad de artistas que José González presentó por primera vez: “Son innumerables, como aquel Marito González, que luego fue Jairo".

“Junto a Lisa Ferrer conformaron una pareja radial amena, clásica y elegante. Junto a Sofía ,su esposa en la vida real, una alemana de ojos azules que lo amaba con locura, tuvo una familia", recreó la conductora.

José Gonzalez “permanecerá en el recuerdo popular como un gran animador, una voz de plata que endulzaba el oído y era placentera en su dicción y elegancia. La industria discográfica le debe un gran homenaje, por difusor, por su oído para construir un hit y por los millones de discos que se vendieron de su mano. Para mí fue un enorme mentor que siempre me dio su parecer en cada gran decisión de mi vida. Deseo que descanse en paz de todo corazón", concluyó.