El gremio de empleados municipales de Córdoba se declara en estado de alerta y anticipa posibles acciones gremiales.

El destinatario primordial es el Secretario General de la Municipalidad de Córdoba, Daniel Arzani.

Es, desde hace tiempo, el interlocutor con el Sindicato Único de Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) de la ciudad capital.

Se sabe, con la cláusula gatillo funcionando durante todo el año, y Rubén Daniele desde hace un tiempo fuera de escena, la cuestión viene tranquila.

Sin embargo, en las últimas horas el gremio emitió un comunicado denunciando “la falta de respuestas y ausencia de diálogo” de las autoridades, respecto a “temas de vital importancia” para los trabajadores.

Por eso, la Comisión Directiva y el Cuerpo de Delegados del SUOEM se declara “en estado de alerta en todas las repercusiones”.

El texto concluye: “Si continúa esta decisión del funcionario no descartamos llevar a cabo otras acciones gremiales”.

Mirá las Noticias Destacadas