Anticipan una jornada húmeda en el centro del país. La temperatura máxima alcanzaría los 24 grados.

Las nubes persisten en el cielo de Córdoba, aunque se irán alejando con el paso de los minutos.

Estos días significan un “quiebre” en plena temporada estival en la provincia más movilizada recibiendo a turistas.

En cuanto a las condiciones del tiempo, el pronóstico de este viernes anticipa un día “templado y húmedo”, con nubosidad “variable”.

A sabiendas de que el mercurio comienza a subir, tras un frío jueves, la temperatura máxima prevista se ubica entre los 23 y los 24 grados.

Durante el día, soplan vientos de carácter entre débil y moderado, provenientes del sector noreste.