En la causa están acusados la expresidenta Cristina Fernández, algunos exfuncionarios de su gabinete y empresarios.

El juez federal Claudio Bonadio resolvió esta mañana cerrar la investigación y elevar a juicio oral y público la causa en la que se investigan presuntos hechos de corrupción en la licitación y realización de obras públicas antes de 2015.

En la causa están imputados por cohecho y por asociación ilícita, la expresidenta Cristina Fernández, el exministro de Planificación Julio De Vido, Roberto Baratta, y el exsecretario José López, entre otros ex funcionarios nacionales. También están acusados, pero sólo por cohecho, los empresarios Carlos Wagner, Aldo Roggio, Ángelo Calcaterra, Enrique Pescarmona y Raúl Betnaza.

La investigación que se inició cuando se difundieron fotocopias de cuadernos con anotaciones del exchofer de De Vido, Oscar Centeno, cuenta con 172 procesados y 31 imputados colaboradores. En la elevación a juicio dispuesta hoy por el juez Bonadío, sólo irán al proceso oral 53 acusados.

Mirá las Noticias Destacadas