El dirigente de Unión por Córdoba abandonó sus aspiraciones a precandidato a intendente de Córdoba.

Miguel Siciliano, dirigente de Unión por Córdoba, confirmó su baja a las elecciones a intendente de Córdoba para alinearse a la candidatura de Martín Llaryora.

“(Martín Llaryora) le tocó gobernar San Francisco, una ciudad que la agarró fundida. No solamente la transformó en una ciudad próspera, sino que la hizo un polo industrial y cultural. Luego fue ministro de industria y generó cosas que fueron fabulosas", afirmó el secretario de Asuntos Institucionales del Gobierno de la Provincia de Córdoba.

Además, agregó: “Martín demostró en cada lugar gestión. Lo que le falta a esta ciudad es orden, gestión y trabajo en equipo. Provincia y municipio trabajando juntos. Sin peleas".

Siciliano afirmó que las ideas generadas en su fundación Pensando Córdoba servirán a la candidatura de Martín Llaryora.

El dirigente de Unión por Córdoba también expresó que le gustaría que Daniel Passerini y Olga Riutort, posibles precandidatos a intendentes, conformen el equipo de Llaryora.