El béisbol y el sóftbol son dos deportes diferentes aunque a simple vista parezcan el mismo. Mirá la explicación.

BÉISBOL:

El béisbol es un deporte en el cual compiten dos equipos diferentes, de 9 jugadores cada uno. Se juega en un campo de césped, que se divide en dos sectores principales, el interior o infield, que conforma el cuadrado en el que se desarrolló el juego, y el exterior o outfield.

Elementos necesarios para jugar:

Un bate, que puede ser de aluminio o también de madera, una bola, de 23 cm de diámetro, dura y por último el guante, de cuero.

Objetivo principal del juego:

Haber hecho más cantidad de carreras que el equipo contrincante. Una carrera se considera completa cuando el jugador logra atravesar la primera, segunda y tercera base, llegando satisfactoriamente al home, base partida y de llegada.

El partido consta de nueve entradas, es decir, un turno de defensa y un turno de bateo por cada equipo.

No existe el empate, si así fuera al finalizar todas las entradas, se deberá continuar el juego hasta que haya un ganador.

SÓFTBOL:

Desciende del béisbol, sólo que es más rápido de jugar y su juego tiene algunas diferencias de reglamento y en los materiales que se utilizan para jugar.

Su campo de juego es también un cuadrado, con 4 bases en sus vértices, que servirán de refugio para los que se encuentran atacando en la partida.

Está integradora por 9 jugadores, el pitcher, el catcher, primera base, segunda base, tercera base, shortstop, jardinero izquierdo, derecho y central.

Consta de 7 entradas, y gana el equipo que logre mayor cantidad de carreras sin haber completado los 3 outs.

En el lanzamiento existen pelotas buenas, llamadas strike y pelotas malas llamadas bola.

SEMEJANZAS:

La cantidad de bases (4), el mismo conteo, la forma del campo de juego, la cantidad de jugadores (9).

Mirá las Noticias Destacadas