El delantero francés, sería presentado el próximo lunes, a más tardar. El club catalán pagará la claúsula.

El desenlace de la novela es inminente. Si bien, la institución blaugrana pretendió siempre una negociación directa, con el Atlético de Madrid, para evitar los costosos impuestos de afrontar una claúsula de salida, se resignó a erogar la suma de 120 millones de euros. 

Antoine Griezmann, será compañero de Lionel Messi la próxima temporada. Y muy probablemente, también de Neymar. 

 Si no es este viernes, lo normal es que el lunes como muy tarde se abone dicho importe en la LFP. Una vez efectuado el trámite, el club presentará a su nuevo delantero para que se incorpore a los entrenamientos de manera inmediata.

La dirigencia del Barcelona, trata que su presentación sea lo menos traumática posible, Recordemos que el año pasado, el delantero campeón del mundo, había renunciado a jugar en el club culé. Temen que alguién en el público, le recriminen aquella situación. 

No habrá aficionados en la grada en su presentación. Las gradas del Camp Nou estarán cerradas porque se está cambiando el césped del estadio. Ya sucedió en la presentación de Neto, no en la de De Jong en la que hubo casi 20.000 aficionados, y se repetirá con el francés. No habrá opción para que nadie censure al jugador, como hicieran en la presentación del holandés con gritos de “Bartomeu, dimisión". El club, sin duda, ha elegido de una manera excelente las fechas, para el cambio de un césped que no estará listo hasta final de mes.

Mirá las Noticias Destacadas