Padres de los alumnos decidieron no enviar a sus hijos por los problemas edilicios que presenta la institución.

Alumnos de la Escuela Municipal Arsenio Murugarren, dejaron de asistir a clases por problemas edilicios.

Según reclaman los padres, la escuela tiene fallas de gas, falta de limpieza y problemas con el tanque de agua que abastece a los niños.

Solicitan que la Municipalidad repare los problemas del establecimiento educativo. Mientras tanto, los docentes brindan dos horas de clases y realizan dos horas diarias de asamblea.

Mirá las Noticias Destacadas