No es casual que, apenas haya sufrido su último accidente en la capital española, Joaquín Sabina haya dicho que “estas cosas sólo me pasan en Madrid”.

La cuenta tiene en su haber dos accidentes en el mismo WiZink, el escenario en el que debió presentar el show que hacía con Joan Manuel Serrat enmarcado en el ‘No hay dos sin tres’.

Sabina abandona el escenario de Madrid por un ataque de pánico

Es que, a su caída del escenario el pasado miércoles, hay que sumarle un “ataque de pánico” sufrido sobre las tablas a fines de 2014, cuando abandonó el lugar diciendo que “no me encuentro muy bien”.

El cantautor, además, venía de quedarse sin voz en el show que daba en junio de 2018. ¿El lugar? El mismo.

Así fue el concierto de Sabina en el que se quedó sin voz

Ahora, intenta salir adelante de una cirugía por un hematoma en su cabeza.