Lucciano Vadori tenía allá por 1945 en Carrilobo, al sur de la provincia y cerquita de Villa María, su sala de proyección de películas y local gastronómico.

En aquellos tiempos, una libreta de programación con el logo impreso en letras doradas de Columbia Pictures, indicaba títulos como El Grito de la juventud o La Citanella.

Tantos años después, Guillermo Omega convirtió su sueño en realidad e inauguró un retaurante en Falda del Carmen al que nombró en homenaje a su abuelo Lucciano: Gran Vadori.

Casualidad o causalidad, en 2020 tuvo que decretarse una pandemia por un virus al que todos conocemos como Coronavirus, para que esa historia volviera a cobrar protagonismo.

Guillermo, como tantos otros trabajadores del sector gastronómico, tuvo que cerrar sus puertas por la cuarentena. Ese sitio de paso obligado para los gustosos de una experiencia culinaria única se puso en pausa, y los miedos propios de llevar adelante un sueño, que también tiene que resultar siendo un negocio, afloraron con intensidad.

Noches sin dormir dando vueltas en la cama trasladaron su mente a viejos recuerdos, y una vez más, la historia de su abuelo, su Gran Vadori, emergió para darle una idea: sumar al predio del restaurante un autocine.

Con un espíritu emprendedor, un espacio físico disponible y la convicción absoluta de que el virus no acabaría con un sueño de décadas, Gran Vadori se reconvirtió.

Presentaron protocolos, analizaron factibilidad, costos, tipos de películas a transmitir, posibilidades técnicas, y el resultado está a pocos días de hacerse tangible.

Al lado del restaurante, un espacio habilitado para aproximadamente ochenta vehículos se convertirá en la platea de un cine que también tiene un guiño a la nostalgia, será un autocine.

Con una fuerte impronta gastronómica, la carta de Gran Vadori también tendrá su opción apta para comer dentro del vehículo, para que la experiencia en Falda del Carmen sea una verdaderamente extra sensorial.

Con protocolo sanitario que incluye pedidos por whatsapp, declaraciones juradas y permisos de circulación, Guillermo y su familia encontró en la crisis la oportunidad. 

A poco de la inauguración de esta nueva etapa (Gran Vadori abre los fines de semana durante el mediodía y además tiene un parador con opciones al paso) desde Canal 10 y Cba24n hablamos con Guillermo.

 

Gran Vadori prueba con el autocine