Se cumplió el Perigeo, momento de la menor distancia entre el satélite natural y la tierra. Buena oportunidad para detenerse a observarla.

En las últimas horas se pudo observar, a nivel mundial, la segunda Superluna del 2019.

Mucho más luminoso y brillante que la apreciada en enero, nuestro satélite natural atravesó el momento en el que luce un poco más grande y brillante de lo habitual.

Si bien el término “superluna" no es un término científico, es una manera popular que se ha afianzado en los amantes de la astronomía para denominar el punto de la órbita lunar más cercano a la tierra (apogeo) y que ha sido adoptado por los diferentes medios, ayudando así comunicar un bello fenómeno para observar desde nuestros hogares.

Esta es la segunda “superluna" de este año, la anterior se produjo el 21 de enero junto al eclipse lunar, y la próxima será el 21 de marzo.

En la Argentina, como en el resto de América, el punto máximo de la Superluna se vio antes del amanecer del martes, mientras que en Europa, Asia, Oceanía y África, será el martes después del atardecer.

El satélite natural recorre alrededor de la Tierra una órbita muy rápida, en la cual cada mes toca la distancia mínima (perigeo) y aquella máxima (apogeo): la Superluna aparece cada vez que la Luna llena coincide con el horario del perigeo.