Se aduce que las “incidencias” han ido disminuyendo desde la madrugada. No se habría tratado de un sabotaje.

Los problemas de conexión en las tres redes de la misma empresa comenzaron el miércoles por la tarde y continuaron hasta la madrugada del jueves

Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp han registrado este miércoles desde las siete de la tarde (hora argentina) una caída parcial de su servicio en todo el mundo durante horas, tanto en la versión web de escritorio como en las aplicaciones.

Así lo informaron sus usuarios desde Outage Report y Downdetector (webs que miden la actividad en Internet). También lo confirmó la propia empresa de Mark Zuckerberg al explicar desde Twitter que no se debía a un ataque: “Somos conscientes de la situación".

Durante la madrugada de hoy las incidencias de estas tres redes han bajado y regresado casi a sus niveles habituales, recuperando los servicios paulatinamente la normalidad.

Las dificultades de conexión tuvieron incidencia en gran parte de Europa, América, India, Malasia y Filipinas. A diferencia de otras ocasiones, no se trató de un bloqueo completo, sino que los usuarios afectados podían seguir accediendo a las aplicaciones, pero solo con contenido antiguo. Funciones como compartir contenidos o mandar y recibir mensajes dejaron de dar servicio. Esta última solo permaneció disponible en WhatsApp, aunque allí se presentaban dificultades con los mensajes que no fueran solo textos, audios e imágenes no se transmitían regularmente.

En el caso de Instagram, plataforma que es propiedad de Facebook, los usuarios sufrieron problemas al no poder conectarse desde la aplicación móvil en un 32% de los casos, seguida de la imposibilidad de subir fotografías, que afectó al 24% de los reportes, según Outage Report. Los problemas se han centrado, además de en escribir mensajes privados, en la publicación de nuevos contenidos y la sección de “historias".

En la mañana de hoy la red social ha anunciado a través de su cuenta en Twitter que había solucionado los problemas técnicos, doce horas después de que se registraran los primeros fallos.

En la mañana de hoy la red social ha anunciado a través de su cuenta en Twitter que había solucionado los problemas técnicos, doce horas después de que se registraran los primeros fallos.