Lo informó la agencia internacional de noticias Reuters. La firma ofrecía un sistema de advertencia; las aerolíneas no lo contrataban.

En las últimas horas, se informó que los dos aviones  Boeing 737 MAX siniestrados en los últimos meses, con resultados fatales, no tenían incorporado un software que los fabricantes ofrecían como optativo.

Desde ahora, el mismo se incluirá como estándar.

Así lo dio a conocer este jueves la agencia internacional de noticias Reuters.

Boeing Co equipará sus jets Max con una luz de advertencia de cabina, que notificará problemas que posiblemente jugaron un rol en los recientes accidentes.

Se espera que este adelanto en la seguridad sea ofrecido como parte de una mejora en el software para la flota de jets MAX, que prácticamente no vuelan en el mundo a la espera de un dictamen sobre las causas de las catástrofes.

La investigación es la más amplia en la historia de la aviación y proyecta sombras sobre el modelo MAX de Boeing, lanzado originalmente para transformarse en el estándar de la industria por décadas.

La empresa no ha comentado oficialmente el plan de transformar este aspecto, hoy opcional para sus aviones, en estándar, pero afirmó que prepara aceleradamente cambios en el software y espera que las mejoras sean aprobadas en las próximas semanas por la Administración Federal de Aviación de EEUU (FAA en sus siglas en inglés).

Aunque no ha sido establecida una relación directa entre los dos accidentes recientes, la investigación inicial muestra analogías y el foco se ha puesto sobre el sistema de control automatizado de vuelo MCAS que fue puesto en servicio por Boeing hace dos años junto con el lanzamiento del modelo MAX