Padre, madre, hija y un bebé sufrieron quemaduras de segundo y tercer grado. La niña ingresó a sala común.

La familia Martínez sufrió quemaduras de segundo y tercer grado cuando viajaban en un colectivo interurbano de La Calera.

Según declaraciones de Daniel Martínez, uno de los damnificados, una manguera de la calefacción los roció a él, a su hijo, hija y esposa con agua hirviendo.

El colectivo venía de Bialet Massé a Córdoba. El incidente ocurrió en avenida Colón a la altura de Domingo Zipoli. “Siento olor a quemada, después una mínima explosión y comienza a salir agua caliente", relató Martínez.

El chofer del colectivo bajó de inmediato a los pasajeros y trasladó a la familia al Hospital de Clínicas. Allí les negaron la atención y la Policía de Córdoba los trasladó al Hospital Infantil donde todos fueron atendidos.

La hija de Martínez, de un año y medio de edad, fue la más afectada de todos. Sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en varias partes de su cuerpo, incluida la cabeza. Tiene aproximadamente el 15% de su cuerpo quemado.

La niña estuvo internada en terapia intensiva en el Hospital Infantil y luego fue trasladada a una sala común para curaciones. El padre declaró que podría estar hasta 15 días internada. Los médicos estudian la posibilidad de realizar una cirugía de injertos de piel.

Tanto Martínez como su esposa sufrieron quemaduras en sus piernas que dificultan su movilización. Fueron derivados al Hospital del Quemado y están bajo tratamiento ambulatorio. El bebé sufrió quemaduras leves y no necesitó hospitalización.

Mirá las Noticias Destacadas