“Es la dirigente opositora con mayor peso político electoral”, aseguró el diputado, distanciado hace rato del massismo.

El exgobernador bonaerense, Felipe Solá, y la senadora nacional Cristina Fernández, mantuvieron este martes una reunión en Barrio Norte porteño, con la mirada puesta en una alianza opositora que desplace a Cambiemos del Gobierno.

Mirando al futuro cercano, el actual diputado expresó: “Le pedí una reunión a Cristina porque es la dirigente opositora con mayor peso político electoral".

La última vez que se vieron juntos fue en 2007, cuando Solá era gobernador de la provincia de Buenos Aires y Cristina Kirchner candidata a presidenta.

“Necesitamos decirle a la sociedad cuál es la agenda de la unidad, ser amplios en la convocatoria y extender los márgenes sin egos ni mezquindades", agregó Solá.

Mirá las Noticias Destacadas