El ministro de Justicia de la Nación negó que la resolución sobre el uso de armas de fuego viole los derechos humanos.

El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, defendió la normativa sobre el uso de armas de fuego en las fuerzas de seguridad implementada por el ministerio de Seguridad.

“Yo escribí hace muchos años un libro con Eugenio Burzaco y Diego Gorgal que se llamó Mano justa. Nosotros estamos convencidos de que ese es el camino". “Definitivamente la mano justa es más dura de lo que vino siendo los últimos diez años, donde cuando uno analiza el crecimiento del delito y el narcotráfico se ven respuestas muy bajas", evaluó el titular de la cartera de Justicia al diario La Nación.

Mientras que la ministra Patricia Bullrich, en distintos canales de televisión, justificó el alcance de la resolución 956/2018, la diputada Elisa Carrió apuntó contra la funcionaria diciendo que “se le va la mano”.

Sobre la opinión de Carrió, el ministro de Justicia consideró que es “válida”, sin embargo manifestó que no cree que “una reglamentación de las funciones de las fuerzas de seguridad que, en su uso adecuado, no debería ser considerada violatoria de los derechos humanos. Bullrich indica expresamente que sigue las reglamentaciones de las Naciones Unidas”.