La joven de 19 años realizó varias denuncias contra su expareja y tenía un botón atipánico antes de ser asesinada en barrio Suárez.

La familia de Giuliana Marianela Silva, la joven de 19 años que fue asesinada por su expareja de tres balazos en barrio Suárez, se encuentra consternada por la falta de respuestas ante las reiteradas denuncias que la víctima hizo contra Edgardo Rodolfo Tissera (40), su agresor y padre de su bebé de un año y cinco meses.

“Desde el año pasado estaban separados. A pesar de tenes restricciones no dejó de hostigar, de venir, de dar vueltas", explicó Juan Carlos Castellanos, abuelo de la adolescente.

El hombre no encuentra explicaciones a la falta de acción de la Policía después de las denuncias que realizó su nieta y del botón antipánico que tenía con ella. “Vivía aterrada", comentó su tía Adriana en estado de shock después de lo ocurrido.

Antes de disparar tres veces contra la madre de su hijo, Tissera se presentó el jueves pasado en la casa de calle La Niña al 2500. Después de lanzar amenazas contra Giuliana, rompió un vidrio de la casa y se fue para volver con un arma tres días más tarde.

El acusado por el femicidio fue detenido horas después del crimen en barrio La Lonja ubicado en el sudoeste de la ciudad de Córdoba.

Mirá las Noticias Destacadas