La jueza Preska deberá definir si el proceso continúa en Nueva York. Los abogados del fondo buitre piden resarcimientos.

Entre gritos y la intención de que se llegue a un acuerdo, se efectuó la primera audiencia del juicio por la expropiación de YPF, en los tribunales de Nueva York, Estados Unidos.

La jueza Loretta Preska pidió a las partes  que traten de llegar a un acuerdo por la vía de la  negociación.

Los abogados de la Argentina y el bufete Burford Capital mantuvieron una tensa disputa y ahora la magistrada deberá definir si los tribunales norteamericanos siguen siendo la sede para el proceso judicial.

Los letrados pretenden que el problema se resuelva de forma expeditiva, establecer los daños que encaminaron la quiebra de Petersen Energía Inversora y Petersen Energía, y fijar montos que la Argentina debería pagar.

Vale recordar que los representantes de la compañía habían fijado un monto de 3.000 millones de dólares.

La jueza Preska dejó muy en claro que todavía hay materias a ser discutidas.

Mirá las Noticias Destacadas