Ocurrió esta madrugada. No hay personas heridas. Los trabajos en un obra en construcción colindante lo habrían causado.

Gran parte de la estructura de una vieja casona ubicada en calle Laprida al 139, colapsó hoy a las 5.30 de la madrugada sin lesionar a nadie ya que en ese momento estaba cerrado.

El lugar había sido refaccionado y remodelado durante casi un año para funcionar como un resto bar que estaba por ser inaugurado el próximo fin de semana.

Los dueños y sus familiares y allegados estuvieron cenando en el lugar anoche y afortunadamente se habían retirado a la hora del derrumbe.

La pared que cedió y que terminó luego por hacer colapsar el resto de la estructura, es la medianera que colinda con una obra en la que se está construyendo un edificio y donde maquinaria de gran porte estaba realizando excavaciones, por lo que se especula que esa habría sido la causa del derrumbe.

“Anoche vinimos a festejar con nuestra familia porque íbamos a abrir el viernes después de un año de trabajos y refacciones. Después nos fuimos y a la madrugada nos avisaron lo que había ocurrido”, aseguró Víctor Romero a Canal 10 y Radio Universidad.

Otro de los dueños del local, explicó que aunque habían notado algunas grietas en el suelo, no habían podido contactarse con los responsables de la obra contigua.

“En el edificio de al lado, hay máquinas retro-escavadoras cavando los cimientos, nosotros les avisamos a los albañiles pero no estaban los encargados. Nuestro local esta en una casa antigua, muy buena, pero le tocaron los cimientos y pasó esto. Yo creo que el derrumbe afectó al menos el 50 por ciento de la estructura del local”, relató Romero.

A pesar de que desde la empresa constructora no han realizado declaraciones, el dueño del local espera contactarse en las próximas horas para determinar los pasos que seguirán por haber perdido todo lo invertido en el local. Por ahora, se lamenta por lo ocurrido, pero agradece que no haya habido víctimas.

“En 20 minutos se derrumbó todo, el esfuerzo de un año entero de trabajos y de 20 años de ahorrar el dinero para abrir el local. Es muy duro lo que nos ha pasado. Pero vamos a salir adelante y a pesar de todo, doy gracias a dios de que no había gente porque sino estaríamos lamentando algo mucho más grave”, concluyó Romero.-

Fotos/imágenes: Valeria Gamboa

Mirá las Noticias Destacadas