Una polémica campaña publicitaria fue dada de baja en Chile esta semana. El motivo fue la "hipersexualización" de las niñas que se mostraban en las imágenes de dos empresas que comercializan uniformes y zapatos escolares.

La marca de ropa Monarch y la de calzado CMoran lanzaron sus campañas para el inicio de clases y recibieron un gran nivel de repudio por motivar la erotización infantil. Ambas empresas debieron emitir comunicados pidiendo disculpas y dieron de baja los afiches.

La publicidad de Monarch mostraba en uno de sus avisos a una niña de 10 años sentada de costado con una pollera corta, con un helado en la mano sostenido de manera sugerente.

 

 

Por otro lado, los avisos de CMoran mostraban a un grupo de adolescentes con poses seductoras.

 

 

El repudio a estas campañas provino de organizaciones feministas, personas en redes sociales e incluso del propio gobierno de Chile. La ministra subrogante de Desarrollo Social y Familia, Carol Bown, expresó: “No deben retratarse personas como objetos sexuales y en algunos casos como este, están en el límite”.

Por otra parte, la directora de la Defensoría de la Niñez de Chile, Patricia Muñoz, afirmó que este tipo de publicidad “no se debe tolerar”.

Dada esta crítica generalizada, desde Monarch indicaron: “En ningún caso el objetivo de dicha imagen fue provocar lo que se ha interpretado y lamentamos lo sucedido. No representa nuestro pensamiento como empresa y por lo mismo se están tomando las medidas inmediatas al respecto”.

 

 

Por su parte, CMoran publicó en Instagram una disculpa. “Jamás ha sido nuestra intención causar controversias y agradecemos la crítica constructiva que nos impulsa a mejorar día a día”, aseguraron. 

 

Fuente: VíaPaís