La Ministra de Relaciones Exteriores y ex primera ministra de Bélgica, Sophie Wilmes, ingresó a terapia intensiva por recomendación médica después de dar positivo al contagio por Covid-19.

Wilmes, de 45 años, quien al inicio de la pandemia ocupó el cargo de primera ministra, anunció la semana pasada que había dado positivo y que se hallaba en aislamiento, pero su cuadro se deterioró y fue hospitalizada.

Su vocero aseguró que la ministra "está consciente y se puede comunicar", y que se encuentra en una unidad de cuidados intensivos, mientras una fuente de la Cancillería dijo que su condición era "estable", informó la agencia de noticias AFP.

La canciller belga anunció el sábado que estaba contagiada, un hecho que atribuyó a su círculo familiar.

En Twitter, el primer ministro belga, Alexander de Croo, le deseó una "rápida recuperación".
"Nadie está inmune a este virus. Todos juntos, derrotaremos la Covid-19", señaló De Croo, quien el 1 de octubre sustituyó a Wilmes como jefe de Gobierno.

Bélgica, un país de 11,5 millones de habitantes es uno de los estados más afectados por el rebrote de la pandemia de la Covid-19 por la segunda ola de coronavirus en Europa.

Con más de 10,500 muertes relacionadas con el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad, es el segundo país del mundo con mayor número de fallecidos con respecto a su población. Las  autoridades decretaron hace tres días cuarentena desde la medianoche hasta las 05:00, hora local, en un intento por disminuir los contagios.

Desde el inicio de la pandemia, se contabilizan 10.539 fallecidos por coronavirus, y el país tiene una de las tasas de mortalidad más altas del mundo (91 decesos por cada 100.000 habitantes).

 

Fuentes: La Libre Belgique. Telam