La masiva huelga en Francia contra el proyecto de reforma de la jubilación y sus 42 regímenes especiales comenzó hoy de manera contundente y se encamina a ser una de las mayores protestas sociales en el país de las últimas décadas.

Los transportes urbanos, de larga distancia, los trenes y los vuelos están prácticamente paralizados. También es muy fuerte el acatamiento de los docentes. Además se suman policías, estudiantes, funcionarios públicos y médicos.

 

 

Se oponen a un nuevo intento del gobierno galo para reformar el sistema de pensiones reemplazando a los 42 regímenes jubilatorios de la actualidad por un sistema universal.

La cantidad de sectores que se han sumado a las manifestaciones concentran diversos reclamos que se suman al previsional.

En algunas ciudades ya se produjeron enfrentamientos entre manifestantes y sectores de la policía que no adhirieron a la medida de fuerza, como en el caso de la ciudad de Lyon.

 

disturbios en varias ciudades de Francia | Lyon

 

La reforma figuraba en el programa electoral de Emmanuel Macron, sin embargo los sectores más conservadores presionaron para ampliar reformas que no estaban previstas como las de aumentar la edad de la jubilación o extender los aportes.

Para muchos sectores, se trata de recortes en los beneficios sociales, lo que explica en parte la multitudinaria adhesión de las protestas y la unificación de reclamos entre diversos sectores sociales, gremiales y profesionales.-