En las últimas semanas, Internet se ha llenado de publicaciones que ofrecen medicamentos para “curar y proteger del coronavirus”, a pesar de que los organismos oficiales todavía no han aprobado ningún remedio concreto que sirva para curarlo. 
La venta de productos sanitarios falsificados se ha disparado, sobre todo en redes sociales, donde se encuentra el 58% de la oferta de estas sustancias. También se pueden encontrar en plataformas de comercio electrónico como Amazon, Ebay y, especialmente, Alibaba, según un estudio llevado a cabo por la empresa Smart Protection, que está colaborando con organismos europeos para detectar falsificaciones de medicinas y productos sanitarios muy demandados.

 

Con el nombre genérico del fármaco, sólo se oferta por kilogramo. Para conseguir medicamentos debe conocerse el código de producto.
Con el nombre genérico del fármaco, sólo se oferta por kilogramo. Para conseguir medicamentos debe conocerse el código de producto.

 

Estas plataformas ofrecen la posibilidad de adquirir fácilmente medicamentos que solo deberían poder conseguirse bajo prescripción médica en farmacias legales. “Pero en realidad lo que están vendiendo es un medicamento falsificado, sin el principio activo correcto o incluso con principios activos adulterados o tóxicos para la salud, pero con la apariencia y embalaje del medicamento autorizado al que imita”, alerta la Organización de Consumidores y Usuarios. La Agencia Europea del Medicamento también advirtió sobre la peligrosidad de comprar estos medicamentos falsificados.

Las ventas han aumentado en los países más azotados por la pandemia. En marzo, las plataformas de venta online en China acapararon el mayor número de nuevos vendedores hasta la fecha. “Son, en su mayoría, estafadores que apuntan a una audiencia concreta y promocionan sus artículos con etiquetas directamente relacionadas con la crisis del coronavirus”, explica Smart Protection. 

Por ejemplo, el 23 de marzo, día en que Boris Johnson decretó el confinamiento en Reino Unido, se duplicó la oferta de medicamentos ilegales en Ebay. En Amazon Italia se multiplicaron por cinco las ventas de medicamentos desde que se inició el confinamiento y Amazon España es la plataforma del gigante electrónico que concentra el mayor número de ventas de medicamentos falsos con más de 4.000 resultados en las búsquedas, según los datos recogidos por Smart Protection. Hace unas semanas, el gigante del comercio electrónico ya se vio obligado a intervenir en cientos de publicaciones de mascarillas y geles desinfectantes que habían inflado su precio para aprovechar la alta demanda.

Las sustancias estrella de este negocio ilegal en la Red son el arbidol, la hidroxicloroquina y el faviparir. Apelando a sus supuestos efectos para paliar la Covid-19, estos tres antivirales son los que más se promocionan de manera fraudulenta en Internet, principalmente en la plataforma Alibaba, según Smart Protection. La compañía ha monitorizado 13 medicamentos en total, además de tests para detectar la Covid-19 y material sanitario como mascarillas.

El mercado en las redes sociales es ligeramente distinto. Los perfiles que ofrecen medicamentos falsos han sido creados recientemente (tienen una o dos semanas de vida) y ofrecen enlaces para comprar los productos que llevan a páginas fraudulentas. “Cuelgan un post contando los beneficios del medicamento y te dirigen a una URL donde te piden datos personales y bancarios”, explica Carlos Jiménez, director de producto de Smart Protection.

En las últimas semanas, su compañía ha detectado que se eliminan muchas publicaciones en Instagram que venden y promocionan algunos de los medicamentos monitorizados, especialmente arbidol y favilavir. “Se han creado muchas cuentas a partir del nombre de las mascarillas “KN95/FFP2/N95”, que, aunque con pocos seguidores, han logrado elaborar hasta 463.000 contenidos en esta red social”, explica la compañía. Por tipo de producto, Twitter es la red con mayor número de publicaciones que ofertan principios activos, mientras que Instagram lo es para mascarillas y el test de diagnóstico.