Neil Young, leyenda del rock, presentó una denuncia en un tribunal de Nueva York contra la campaña para la reelección de Donald Trump por utilizar sus canciones en sus mítines políticos sin su permiso. La querella, que Young difundió en su página web, alega que la campaña de Trump no tenía la licencia adecuada para reproducir sus canciones "Rockin' in the Free World" y "Devil's Sidewalk" en un mitin el pasado 20 de junio en Tulsa (Oklahoma), en el que precisamente se lanzaba la campaña por la reelección del actual presidente.

"La denuncia no pretende faltarle al respeto a los derechos ni a las opiniones de los ciudadanos estadounidenses, que son libres de apoyar al candidato que elijan", subrayó el texto de la querella que se lee en la página de Young. "Sin embargo, el denunciante no puede quedarse con la conciencia tranquila si permite que su música se use como tema principal para una campaña divisiva y anti-estadounidense de ignorancia y odio", agregó.

La querella fue presentada en las cortes del distrito sur de Nueva York, situadas en Manhattan, según confirmó el abogado de Young a los medios locales. Trump ha utilizado la música de Young durante años, incluyendo su campaña electoral de 2016, apuntó la denuncia. Usó uno de sus himnos por primera vez después de anunciar su candidatura a la presidencia en un evento en 2015 en la Torre Trump de Manhattan.

La queja solicita pagos por daños de entre 750 dólares y 150.000 dólares por cada infracción de derechos de autor de la campaña de Trump. Young recientemente criticó el uso de una de sus canciones en un polémico evento del monte Rushmore para celebrar la independencia de EE.UU. al que asistió el Presidente. "Me solidarizo con los Lakota Sioux y esto NO me parece bien", dijo en la red social Twitter el mes pasado. El monte Rushmore está situado en Dakota del Sur y en su ladera están esculpidos los rostros de cuatro presidentes estadounidenses, pese a que la zona en la que está ubicada forma parte de las tierras sagradas para una decena de tribus indígenas de EE.UU.

Lo cierto es que no es la primera vez que la campaña o el propio Trump hacen uso no autorizado de temas musicales. En la larga lista de demandas en contra, se encolumnan los Rolling Stones, Pharrell Williams  y el grupo R.E.M., que consiguió que se retirase de las redes una de sus canciones. Incluso sufrió demandas por el uso de música de películas, como fue el caso con la música de Batman, cuando también lo demandaron por violar derechos de autor.

Aquí la banda el propio Neil Young hace una versión en vivo del tema “Rocking in the free world”, el tema con el que Trump salió al escenario en Tulsa.

 

Neil Young - Rockin' In The Free World ( Sub - Español )