Este jueves, en la ciudad de Minneapolis, Estados Unidos se llevó a cabo el primero de los tres funerales de George Floyd, el hombre afrodescendiente asesinado por un policía mientras era arrestado. 

El servicio se realizó en el Santuario Frank J. Lindquist de la Universidad Central del Norte y fue encabezado por el reverendo y líder de los derechos civiles Al Sharpton, y el abogado de la familia, Ben Crump.

George Floyd murió por la “pandemia del racismo y la discriminación”, fueron las palabras más destacadas de Crump durante el funeral.

Sharpton, por su parte, afirmó que es momento de que la policía rinda cuentas, tanto por la muerte de Floyd como por los otros casos de similar naturaleza que tienen lugar en el país. “Cambiaste el mundo, George”, dijo.

“Estados Unidos, este es el momento de lidiar con la responsabilidad en el sistema de justicia penal”, dijo. “No nos detendremos”, añadió Sharpton en referencia a las protestas que han arrasado el país desde la muerte de Floyd. “Continuaremos hasta que cambiemos todo el sistema de justicia”.

Tras su discurso, los asistentes guardaron un silencio de 8 minutos 46 segundos, que fue el tiempo que el policía Derek Chauvin estuvo arrodillado sobre el cuello de Floyd, provocándole la muerte por asfixia.

Los miembros de la familia de Floyd, el reverendo Jesse Jackson, el gobernador de Minnesota Tim Walz, la senadora de Minnesota Amy Klobuchar y el alcalde de Minneapolis Jacob Frey estuvieron entre los cientos de personas que asistieron al servicio.

El principal acusado y responsable de la muerte, Derek Chauvin, quien fue filmado arrodillado en el cuello de Floyd durante casi nueve minutos cuando dijo “No puedo respirar”, fue acusado de asesinato en segundo grado y compareció ante un juez la semana pasada.

Los tres policías restantes que estuvieron involucrados en su asesinato todavía deben comparecer ante una corte por primera vez. Enfrentan cargos por ayudar e incitar su asesinato. Todos permanecen bajo custodia.

Galería de imágenes

Courtney Ross, la novia de George Floyd, en el funeral Fuente: Reuters - Crédito: Lucas Jackson
Courtney Ross, la novia de George Floyd, en el funeral Fuente: Reuters - Crédito: Lucas Jackson


Terence Floyd, hermano del fallecido George, levanta un puño luego del acto por su hermano en Cadman Plaza, en Brooklyn, Nueva York Fuente: AFP
Terence Floyd, hermano del fallecido George, levanta un puño luego del acto por su hermano en Cadman Plaza, en Brooklyn, Nueva York Fuente: AFP

Policías de Minneapolis se arrodillan frente al cortejo fúnebre de George Floyd Fuente: AFP - Crédito: Kerem Yucel
Policías de Minneapolis se arrodillan frente al cortejo fúnebre de George Floyd Fuente: AFP - Crédito: Kerem Yucel

Jacob Frey, alcalde de la ciudad de Minneapolis Fuente: Reuters - Crédito: Lucas Jackson
Jacob Frey, alcalde de la ciudad de Minneapolis Fuente: Reuters - Crédito: Lucas Jackson

Martin Luther King III y su familia durante el funeral de George Floyd en Minneapolis REUTERS/Lucas Jackson
Martin Luther King III y su familia durante el funeral de George Floyd en Minneapolis REUTERS/Lucas Jackson

Los funerales

Está previsto que el cuerpo de Floyd viaje después a Raeford, Carolina del Norte, donde nació hace 46 años, para un velatorio público y un funeral familiar privado el sábado.

Además, el lunes se celebrará un gran funeral en Houston, donde Floyd pasó gran parte de su vida, que incluirá discursos de Sharpton, Crump y del reverendo Remus E. Wright, el pastor de la familia. El ex vicepresidente Joe Biden, que casi con toda seguridad será el nominado demócrata a la presidencia, podría asistir. Luego se celebrará un entierro privado.

Los servicios conmemorativos para honrar a George Floyd son extraordinarios: tres ciudades en seis días, con la posibilidad de que los dolientes presenten sus respetos en las comunidades donde nació, creció y murió.