Un acróbata estadounidense, conocido por considerarse terraplanista, murió este sábado tras lanzarse en el desierto de California en un cohete de fabricación casera.

Mike Hughes, de 64 años, era conocido por sus distintas acrobacias a grandes alturas. Muchas veces, impulsado por dispositivos fabricados por él. Este sábado, se lanzó en un cohete cerca de la localidad de Bartow, pero una falla en el paracaídas derivó en el fatal desenlace.

El objetivo del lanzamiento también era lograr alcanzar una altura de 1.500 metros y que el hecho se transmitiera en la serie ‘Astronautas Caseros’ del Science Channel, reportó Discovery.com.

 

 

Fue un shock para todo el mundo. No sabían qué hacer”, expresó el periodista Justin Chapman, que lo acompañaba para hacer un documental sobre sus proezas. “El cohete cayó a unos 500 metros del lugar del lanzamiento”, añadió.