Las fuerzas de seguridad de Países Bajos han detenido a más de 180 personas durante la última noche de protestas contra el toque de queda y otras restricciones impuestas por las autoridades frente a la pandemia de coronavirus, según ha confirmado la Policía.

Los disturbios se han sucedido en varias ciudades del país, si bien han tenido su epicentro en la capital, Ámsterdam, La Haya y Rotterdam, donde se han registrado ataques con piedras y fuegos artificiales contra los agentes desplegados para intentar contener las protestas.

La Policía ha confirmado el arresto de nueve personas en Ámsterdam y de más de 50 en Rotterdam, uno de los principales epicentros de los disturbios. La Policía de Rotterdam ha señalado además a través de un comunicado que un agente ha resultado herido durante los incidentes.

Asimismo, ha resaltado que una comisaría de la ciudad ha sido apedreada y ha sido objeto de un intento de incendio por parte de los manifestantes. "La rápida reacción evitó que la comisaría fuera incendiada", ha manifestado.

Además, en un hecho de extrema gravedad, manifestantes hicieron explotar un puente en la ciudad de Ámsterdam. 

RT en Español on Twitter

 

El toque de queda impuesto recientemente entró en vigor la noche del sábado al domingo y obliga a los ciudadanos, bajo penas que rondan los 95 euros, a permanecer en sus hogares entre las 21:00 y 4:30 horas del día siguiente.