Un terremoto de magnitud de 6,7 en la escala de Richter sacudió este viernes la isla griega de Samos ubicada al este del país, y la costa egea de Turquía.

La información fue confirmada por el Instituto Geodinámico del Observatorio Nacional de Atenas y la agencia oficial turca Anadolu.

 

 

Varias ciudades reportaron destrozos de consideración y derrumbes de viviendas y edificios. Las autoridades de Turquía confirmaron que hay al menos cuatro personas muertas más de un centenar de heridos.

El epicentro del sismo se ubicó bajo el Mar Egeo, a unos 17 kilómetros del distrito de Seferihisar, en la ciudad turca Esmirna. El movimiento telúrico generó además un tsunami cuyas olas afectaron toda la zona costera de ambos países.

 

 

El temblor que llegó a los 6,6 grados en la escala Richter en Grecia, se produjo a las 13:51 horas de ese país. En tanto, alcanzó una magnitud de 6,8 en Turquía donde la costa egea, causando graves daños materiales.

El terremoto duró más de 30 segundos en la zona griega y se percibió en todo el país, incluida la capital, Atenas, que se encuentra a más de 300 kilómetros de Samos.