Ocurrió en la madrugada del domingo alrededor de las 5. El caso está a cargo de la fiscal Ingrid Vago.

El domingo a la madrugada, entre las 5 y las 6 de la mañana,  una joven de 23 años, azafata de una empresa de turismo que partía ese día con destino a las Cataratas del Iguazú, fue asaltada y violada cuando caminaba por Bajada Pucará hacia la Terminal de Ómnibus.

La joven fue a la Terminal y pidió ayuda a un guardia de seguridad. Luego, se le brindó asistencia y se montó un operativo en la zona, sin embargo, aún no han podido detener al agresor.

Si bien el caso fue confirmado desde la Justicia, se mantiene con gran hermetismo por la magnitud del delito y para evitar la revictimización de la joven.

Mirá las Noticias Destacadas