La medida de fuerza será desde el jueves 13 hasta el viernes 14 de diciembre. Judiciales provinciales adherirán el viernes 14.

La Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN) convocó a un paro por 48 horas para el el jueves 13 y viernes 14 de diciembre. La Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial de la Provincia de Córdoba (AGEPJ) acompañarán a la medida de fuerza el viernes 14.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación había oficializado un aumento salarial del 10% retroactivo al primero de octubre.

“(La UEJN) valora positivamente las gestiones del Presidente y del Administrador de la Corte Suprema, que culminaron en la efectivización de la primer parte del tercer tramo de la recomposición salarial 2018 con el pago del 10% retroactivo al 1 de octubre", expresó el gremio de judiciales federales. Sin embargo, aclaran: “resulta inaceptable que la Jefatura de Gabinete postergue su definición respecto de la segunda parte de dicho tramo, que garantice su acreditación a la recomposición 2018".

De no haber acuerdo en los próximos 15 días, la UEJN convocará a paro para el jueves 27 y viernes 28 de diciembre.

Mientras tanto, en la provincia, AGEJP solicitó al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) el aumento del 10% tal como lo dispuso la Corte Suprema más otros 10% a partir de diciembre. “Ante esta situación las empleadas y empleados judiciales no abandonamos la lucha en defensa del poder adquisitivo de nuestro salario. Por ello la Comisión Directiva convoca a un nuevo paro provincial para el día 14 de diciembre de 2018", expresó el gremio.

Adrián Balán, secretario general adjunto del gremio de judiciales provinciales, dijo a Radio Universidad: “(Se dispuso) un aumento para la pauta anual del 2018, totalizando un poco más del 30 por ciento. Esto se tiene que replicar en Córdoba por parte del Tribunal Superior de Justicia, sacando la resolución respectiva", afirmó.

En el acumulado anual de aumento, los judiciales llevan de un 32 a un 34 por ciento de aumento. “De todas maneras, seguimos estando en una mala situación con respecto a la inflación, ya que seguiríamos quedando entre 12 y 15 puntos por debajo de la inflación, perdiendo poder adquisitivo, por lo tanto vamos a seguir insistiendo. Si la Corte no saca un nuevo aumento para este año, seguiremos insistiendo en la Provincia y al Tribunal Superior de Justicia con un aumento a cuenta", ponderó el representante gremial.

El impacto del aumento será dispar entre los judiciales, ya que las escalas salariales van desde los 20 a los 250 mil pesos, acrecentando la diferencia entre los que más y menos cobran en el ámbito del Poder Judicial. Quedará pendiente un 10 por ciento más de aumento que habían pedido para diciembre.