El celebrado autor de “Los ojos del Perro Siberiano” presenta su nuevo libro a las 17 en Salón Rojo del Cabildo

Reproducimos algunos conceptos vertidos en recientes entrevistas por este escritor y ex editor

En lo que a la literatura infantil y juvenil se refiere, ¿cuál es tu opinión?

-No sigo el día a día de estas publicaciones pero me parece que en los últimos 15 años sí, han surgido también, autores que se han consolidado: Liliana Bodoc, indiscutible, Isol, indiscutible, Martín Blasco, Sergio Aguirre, Paula Bombara, Laura Escudero, Sandra Siemens.

Hay un recambio generacional que está produciendo muy buenos textos, como Ricardo Mariño, como Ema Wolf. Es un momento saludable, me parece. La literatura infantil y juvenil de la Argentina de los ‘80 estuvo muy marcada por ciertos elementos fantásticos y maravillosos que forman parte de la tradición nacional: María Elena Walsh, Javier Villafañe, todos confluyen en lo fantástico.

Ahora hay nuevas formas de abordar la literatura; está mucho más presente el realismo, hay ciencia ficción, hay policiales, y el menú es mucho más amplio. Hoy hay variedad estética y eso me parece nutritivo.

En tu carrera has conocido y editado a decenas de escritores, entre ellos Liliana Bodoc, ¿qué rescatás de esta autora mendocina?

-Yo fui el primer editor de Liliana. Liliana es buenísima. Hemos discutido, nos hemos cortado el teléfono, pero es una persona con la que se puede trabajar. Editar libros es editar ideas, fundamentalmente. No es una cuestión de gramática ni de narrativa. Para eso están los correctores.

Vos estás poniendo una idea sobre la mesa y animando una conversación. Con Liliana se puede hablar en esos términos y le he dedicado a algunos de sus libros casi ocho meses. Yo aprendí mucho de ese proceso de trabajo; es una mina genial, muy divertida, yo la quiero mucho. Liliana tiene un lenguaje poético puesto en la narrativa que es muy difícil de encontrar, y su imaginación es muy poderosa.

¿Cómo se crea el hábito en los niños de la lectura?

-Creo que desde la primera infancia está bueno que el niño esté en contacto con libros y que tenga vínculo con la palabra. La lectura en voz alta ayuda mucho en esta etapa.

Hay algo de amor, de ritual y de ceremonia en eso, con el libro como objeto en el medio. Hay muchos niños que abandonan la lectura porque se les dificulta el proceso de decodificación cuando lo hacen solos, la fluidez con que antes les llegaba el sentido. Ahí muchos se frustran y es entonces cuando más hay que acompañarlos.

-¿Por qué leer?

-Porque sí. Hay muchas frases vinculadas a esto y he querido olvidarlas todas. Una decía que leer nos hace más inteligentes y no estoy de acuerdo. Tenés más información que alguien pero es discriminador pensarlo así. Tenés que leer porque te gusta. Todo lo que diga un lector sobre la lectura lo ubica en un lugar por sobre el resto y no creo que sea así.

Si leer ayuda a desarrollar el pensamiento crítico, qué sé yo. Tengo amigos taxistas que no leen y son mucho más críticos, certeros y filosos que yo en algunos comentarios, que me pasé la vida leyendo. Me da un poco de miedo pensar a la lectura en esos términos.

A las 17 Hs presenta su libro : Las Canciones de Constanza" en el Salón Rojo del Cabildo. Coordina: Susana Curto.

En el audio escuchamos la nota radial que le hiciera Susana Curto en el programa del sábado de Radio Universidad 580 AM y 88.5 FM,  Multimedio SRT a propósito de la presentación de este libro.

Mirá las Noticias Destacadas