El magistrado de la Capital Federal hizo lugar a dos cautelares al considerar inconstitucional la modificación en el uso de armas.

El juez Roberto Gallardo aplicó el primer freno judicial contra el reglamento que habilita a las fuerzas federales para disparar sin dar la voz de alto, en caso de fuga y hasta contra personas que no estén armadas.

El magistrado en lo Contencioso Administrativo y Tributario porteño hizo lugar a dos medidas cautelares presentadas por distintas agrupaciones.

La diputada porteña Myriam Bregman (PTS/Frente de Izquierda) dijo a Télam que el pedido de la cautelar fue presentada “ayer, a las cinco de la tarde, y a las pocas horas el magistrado hizo lugar porque entendió que además de ser ilegítima, es profundamente ilegal la nueva normativa, ya que viola la Constitución y el Código Penal en su artículo 34”.

Fueron dos las cautelares presentadas, una por la Asociación “Nace un Derecho”, y otra por Bregman y Nicolás del Caño, junto con la Correpi e integrantes del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos.

Una de las peticionantes de esta última agrupación es Carla Lacorte, quien se encuentra en silla de ruedas, luego de haber sido víctima de un caso de gatillo fácil en el año 2001, quien en diálogo con esta agencia sostuvo que “al policía que me baleó también lo defendió el Estado”.

Sobre este punto, Bregman comentó “que tenía gran importancia que ella en particular participe de la presentación porque fue víctima directa de lo que fue un malentendido de un policía que consideró que era campaña de un robo, cuando ella bajaba del colectivo, proveniente de la facultad, y le disparó en el centro de Quilmes”.

En contraposición Diego Santilli, vicejefe de Gobierno porteño a cargo del Ministerio de Seguridad, expresó : “No sé por qué un juez de la Ciudad se mete en un reglamento federal, la verdad que no entiendo, dice que es inconstitucional y nosotros estamos cumpliendo una ley”.