Laura Alonso criticó la decisión de la Corte y adujo que “el juicio debe comenzar” tal como estaba previsto, el martes próximo.

Este martes, la mayoría de los integrantes de la Corte Suprema de Justicia solicitó al Tribunal Federal Oral Nº2 le remita los cuerpos de la causa denominada de “la obra pública”, que tiene entre los imputados a Cristina Fernández.

Sin el aval del presidente del organismo, Carlos Rosenkrantz, los cuatro restantes integrantes del cuerpo pidieron analizar el caso, merced a reiterados pedidos de la defensa de la senadora nacional, respecto a su imposibilidad de ser escuchados.

En tal sentido, la Oficina Anticorrupción solicitó que el juicio “debe comenzar” tal como estaba previsto, con su inicio pautado para el próximo martes.

Su titular, Laura Alonso, consideró que el pedido de la Corte es “una chicana”, ya que las fojas “están escaneadas” y puede revisar con facilidad el proceso, por lo que esto “no lo obstaculiza”.

Vía redes sociales, Alonso dijo que en el juicio, donde también se juzga al empresario Lázaro Báez y el exministro de Planificación Federal, Julio De Vido, “hay más de 75 mil millones de pesos embargados para recuperar”.

Y agregó: “Eso se lo robaron a los argentinos. El juicio debe iniciarse para saber la verdad y recuperar lo robado. Estamos en el Siglo XXI”.

El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, también se expresó al respecto: “El fallo de la Corte genera mucha bronca en la sociedad. Existe una demanda concreta de que se haga justicia”.