Las empresas Petersen e Eaton Park realizaron la demanda porque consideran que fueron perjudicados por la nacionalización de YPF.

El Gobierno argentino y la empresa YPF enfrentan su primera audiencia en el marco del juicio por la nacionalización de la empresa en 2012.

Los demandantes son las empresas Petersen e Eaton Park que consideran que fueron perjudicadas por la operación.

El proceso se realiza a las 11 en el tribunal de la jueza del segundo circuito, Loretta Preska, en la sede de los juzgados del Distrito Sur de Nueva York.  Ambas partes realizaron una presentación previa de escritos presentando sus argumentaciones.

La representación argentina estará encabezada por el procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, y uno de los directores de YPF, el abogado Fabián “Pepín" Rodríguez Simón, que se sumarán al estudio neoyorquino de abogados Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom.

De salir negativo el juicio para Argentina podría costar cerca de 3 mil millones de dólares.

El caso

Desde el 2007, el grupo Petersen, propiedad de la familia Esquenazi, fue ampliando sus participaciones de YPF. Para el año 2011, ya contaba con el 25,46% de las acciones.

En 2012, la entonces presidenta Cristina Fernández anunció la reestatización del 51% de YPF de manos de la empresa española Repsol.

El fondo Burford Capital adquirió en 2015 las acciones para litigar en nombre de Petersen Energía y Petersen Energía Inversora por la estatización de YPF de 2012.

Según el estatuto de la petrolera, el Estado comandado por la entonces presidente Cristina Fernández de Kirchner debió haber hecho una Oferta Pública de Adquisición (OPA) y ofrecer la compra a todos los accionistas.

Desde el Gobierno Nacional argumentan que la adquisición de dichas acciones por el grupo Petersen fueron fraudulentas y que la operación fue nula.

Mirá las Noticias Destacadas

Tags: