Con el rechazo de una cautelar que impedía el cobro tributario, ordena el pago de los magistrados designados desde el 2017.

Este martes, la Corte Suprema de Justicia rechazó una cautelar ordenada por el juez en lo Contencioso Administrativo Federal, Esteban Furnari, que impedía el cobro tributario de jueces designados a partir del primero de enero de 2017.

Con esto, dispone que los magistrados designados luego de la sanción de la ley 27.346 comiencen a sufrir los descuentos de impuesto a las ganancias.

La decisión fue votada por unanimidad por Ricardo Lorenzetti, Carlos Maqueda, Horacio Rosatti, Carlos Rozenkrantz y Elena Highton de Nolasco.

Mirá las Noticias Destacadas