Investigadores argentinos realizaron un informe para la Secretaría de Ambiente de la Nación.

Un informe realizado por investigadores para la Secretaría de Ambiente de la Nación advierte sobre el impacto negativo en la producción agrícola que produce la disminución de las poblaciones silvestres de polinizadores.

Abejas, avispas, moscas, mariposas, polillas, cascarudos, mariquitas, colibríes y hasta murciélagos transportan polen de flor en flor que posibilitan la reproducción de las plantas.

En Argentina, el 64% del área cultivada y el 74% de los cultivos depende de estos animales.

El informe “Situación de los polinizadores en la Argentina. Propuestas para su conservación”, elaborado por Leonardo Galetto, Lucas Garibaldi, Marcelo Aizen y Natalia Chacoff, señala la necesidad de un agente polinizador para maximizar la producción de frutos, ya que las flores aisladas de la visita de insectos prácticamente no produjeron frutos.

Entre los principales factores que amenazan a las especies polinizadoras se encuentran: la deforestación, la agricultura de grande extensiones de monocultivo, el uso de agroquímicos, la fragmentación de hábitats y la ganadería intensiva.

Ante ese cuadro, proponen:

  1. Impulsar la diversificación en la producción agrícola a través de programas e incentivos, principalmente a pequeños productores.
  2. Fomentar sistemas de producción agroecológica y cultivos orgánicos.
  3. Incentivar el manejo integrado de plagas y reducir el uso de plaguicidas tradicionales.
  4. Mejorar las regulaciones y control en la aplicación a campo de los agroquímicos promoviendo buenas prácticas que contemplen la actividad diaria de los polinizadores.
  5. Promover la conectividad de hábitats y corredores biológicos para los polinizadores.
  6. Promover la existencia de ambientes naturales en agroecosistemas, como hábitat de polinizadores silvestres, a través de la restauración activa o pasiva.
  7. Articular políticas intersectoriales y con otros países de la región para desincentivar la introducción de especies de polinizadores exóticos que tienen impactos negativos sobre los polinizadores silvestres nativos.