Melisa Ferraris había sido detenida e imputada luego de un allanamiento donde encontraron droga en su hogar.

La expareja de Ulises Bueno, Melissa Ferraris, vuelve a recuperar su libertad luego de pagar una fianza de 180 mil pesos.

Junto a su pareja, César Pagani, fueron detenidos e imputados por tenencia simple de droga, tras un operativo donde se secuestró una bolsa con 934 gramos de cocaína, más dos picadores y 38 gramos de cogollos de marihuana.

La mujer había tenido protagonismo en los medios cuando se separó del músico de cuarteto y, posteriormente, se la vinculó a la muerte del empresario de la Galería Norte Raúl Cortéz.

Al ser investigada se efectuó un allanamiento en su residencia y allí se le encontró droga, según certificaron desde fuentes judiciales.

Mirá las Noticias Destacadas