La Conmebol analiza tres ciudades para realizar el partido que se postergó por agresiones e incidentes el fin de semana pasado.

La resolución de trasladar la final de la Copa Libertadores, fuera del territorio argentino, abrió el abanico de posibles destinos entre los que figuran Miami, Doha y Asunción.

La primera información, que publicó el diario La Nación, posiciona a estas ciudades en la compulsa, para la realización del encuentro, tras las agresiones al colectivo de Boca y los incidentes en la zona del estadio Monumental.

Asimismo el comunicado que emitió la Conmebol este martes no indica si el partido se realizará con la presenciada de hinchas.

En paralelo el Tribunal de Disciplina de la Conmebol debe evaluar la presentación del club xeneize para que se lo declare campeón de la competencia internacional. Daniel Agelici, presidente de la entidad de La Ribera, aseguró que recurrirá a todas las instancias de apelaciones antes de presentarse a disputar el partido que se fijó para el 8 o 9 de diciembre.