La normativa que se sancionó en 2018 establece una reparación económica para los hijos de víctimas de femicidios.

La hija de Ingrid Vidosa, víctima de femicidio, será la primera beneficiada en el Valle de Punilla por la Ley Brisa que se sancionó en julio del 2018. La normativa prevé otorgar una jubilación mínima hasta los 21 años para los hijos e hijas de víctimas de asesinatos por violencia machista.

Marcos Haye fue condenado a cadena perpetua en septiembre de 2017 por el crimen de la jóven, en el Cerro de la Cruz de Carlos Paz, que ocurrió en 2015.

Carlos Vidosa, padre de la víctima, dijo en diálogo con el diario de Carlos Paz que la obtención de la reparación económica demoró varios meses en concretarse.

“Era un caso que claramente se veía contemplado en la normativa aprobada por el Congreso y no entendíamos porque se demoró tanto en salir, pero creo que es un puntapié para otras niñas y niños que están en la misma situación y que han perdido a sus madres por la mano de quienes decían amarlas”, explicó.

La ley marca que la Anses es el organismo encargado de otorgar el beneficio a partir del procesamiento del femicida. El sobreseimiento o la absolución del acusado anulan la reparación.

Mirá las Noticias Destacadas