Este martes reabrió sus puertas el histórico teatro de la ciudad de Córdoba, tras la puesta en valor y restauración.

El Gobierno de Córdoba concluyó la puesta en valor, restauración y actualización tecnológica del Teatro del Libertador General San Martín, declarado como monumento histórico nacional en 1991.

Las obras fueron impulsadas ya que el icónico teatro será la sede principal del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE), que se realizará en Córdoba entre el 27 y el 30 de marzo.

Esta importante obra abarcó una completa refacción edilicia, mejoras en el escenario, creación de nuevos espacios destinados a actividades de extensión cultural, la instalación de nueva luminaria y la renovación del equipo de sonido.

“Cabe destacar que todos los trabajos de restauración que se realizaron en el teatro estuvieron a cargo de profesionales que llevaron adelante una minuciosa y delicada labor, con el objetivo de alcanzar el grado de autenticidad que hoy luce", explicaron desde la Agencia Córdoba Cultura.

El Teatro Libertador San Martín, un orgullo de Córdoba

El teatro se ubica en la avenida Vélez Sarsfield 365. La obra de construcción demoró cuatro años: entre 1887-1891.

El autor del proyecto fue el ingeniero Francisco Tamburini.

Todo comenzó cuando el entonces ministro de justicia -luego sería gobernador- Ramón J. Cárcano hizo notar la ausencia de una sala estable e importante de conciertos en su natal provincia de Córdoba.

Por ello, propuso la creación de una sala con tal fin al gobernador Ambrosio Olmos.

El 17 de mayo de 1887 se presentó, entonces, un proyecto de construcción del teatro a las cámaras, el cual fue aprobado en junio de ese año.

Para asegurar la aprobación del proyecto y la financiación de la Legislatura de Córdoba, Cárcano encargó al arquitecto italiano establecido en Argentina, Francesco Tamburini.

Tamburini también fue uno de los creadores de la célebre Casa Rosada y del segundo y presente edificio del Teatro Colón de Buenos Aires.

En los planes de Tamburini colaboró el ingeniero italoargentino Giuseppe Franceschi, único especialista en hormigón armado, hasta ese momento, quien dirigió la construcción.

Los especialistas indican que en la arquitectura del teatro predomina un estilo italianizante ecléctico.

El uso principalmente decorativo de columnas, arcos de medio punto, almohadillados, y esculturas traídas de Europa, permite afirmar que el edificio fue concebido desde la corriente llamada “influencia italiana", en boga en el momento de su construcción.

Al diseño de Tamburini se yuxtaponen diseños interiores y exteriores de Arturo Nembrini Gonzaga, que se observan principalmente en los relieves de la fachada y la neoclásica escultura de la gran cuadriga que triunfalmente corona al frontispicio sobre la parte superior central del ático, así como en las pátinas de cardenillo de los elementos de bronce.

Casi la totalidad de los materiales con que fue edificado el teatro fue importada desde Europa.

Actualmente no hay teatros históricos en el mundo que conserven su maquinaria escénica original y “menos en funcionamiento” como ocurre con el Teatro del Libertador General San Martín.

Rivera Indarte o San Martín, según el péndulo

La histórica institución fue inaugurada el 26 de abril de 1891 con el nombre de Teatro Rivera Indarte.

Entre los primeros importantes directores y actores de teatro se destacó María Guerrero, quien popularizó el teatro de España en Argentina a partir de 1897. En los siguientes años actuaron en este teatro numerosos artistas clásicos de renombre internacional, por ejemplo: Enrico Caruso, Tito Schipa, Titta Ruffo, Arthur Rubinstein y Camille Saint-Saëns, entre otros, y albergó el Festival Internacional de Música Contemporánea Córdoba (Argentina).

La institución fue rebautizada en honor del General José de San Martín en 1950 por orden del presidente Juan Domingo Perón con motivo del centenario de la muerte del Libertador.

Luego, su nombre se cambió nuevamente a Rivera Indarte en 1956 (tras el derrocamiento de Perón) y recuperó la denominación de San Martín en 1973.

Actualmente este teatro es sede de: la Orquesta Sinfónica de Córdoba, la Banda Sinfónica de la Provincia de Córdoba, la Orquesta Provincial de Música Ciudadana, el Coro Polifónico de la Provincia de Córdoba, el Coro de Cámara de la Provincia de Córdoba y el Ballet de la Provincia de Córdoba.