Reconocen un fuerte incremento en los productos alimenticios. Una familia necesita casi 28.000 pesos para asumir la canasta básica.

Los datos surgidos del relevamiento que realizan técnicos del Departamento de Estadísticas y Tendencias del Centro de Almaceneros Minoristas de la ciudad de Córdoba señalan que la inflación trepó a un 4,15 por ciento en el mes de febrero pasado.

Esos registros significan que una familia debe tener un ingreso de 27.711 pesos para poder hacer frente a las erogaciones de la canasta básica total. Al mismo tiempo, para no caer en la indigencia una familia necesita tener un ingreso superior a los 17.752 pesos.

Los incrementos observados han tenido un fuerte impacto en el rubro alimentos con un 4,93 por ciento.

Entre aquellos que tuvieron mayores subas están la carne con un 25 a 30 por ciento, yerba un 30 por ciento, la línea de lácteos 17 por ciento, huevos con un 20 por ciento y 17 por ciento en los quesos. La variación anual se ubicó en el 64 por ciento en el caso de los alimentos.

Mirá las Noticias Destacadas