Por unanimidad, se aprobó el proyecto presentado desde el Partido Obrero. Las denuncias deben tomarse de modo inmediato.

Este miércoles la Legislatura de Córdoba aprobó un Protocolo de Búsqueda Inmediata de Personas Desaparecidas, proyecto que había sido presentado en 2014 por Cintia Frencia, del Partido Obrero. La iniciativa busca “actuar en defensa del interés público y los derechos de las personas, frente a la desaparición o ausencia de personas”, dado que no había regulación al respecto.

El protocolo, aprobado por unanimidad, establece que una denuncia por desaparición o ausencia podrá efectuarse por familiares o terceros de manera verbal o escrita, con o sin asistencia de letrados, ante cualquier dependencia estatal. Además, los funcionarios públicos tendrán la obligación de receptar la denuncia y notificar de manera inmediata al organismo judicial correspondiente.

El organismo judicial que intervenga deberá actuar de forma inmediata y “sin dilación alguna", aplicando las medidas necesarias para viabilizar la búsqueda inmediata y el esclarecimiento de los hechos.

Al respecto, el legislador Eduardo Salas confirmó que “cuando una persona va a hacer una denuncia por presunta desaparición, es obligación que sea tomada en el mismo momento" y criticó el plazo de 48 horas que “nunca existió" y que era aplicado por uso, costumbre y beneficio.

Otro aspecto a resaltar del proyeto es que se creará el Registro Único de Personas Desaparecidas, que será de carácter público. Estará conformado por el conjunto de personas denunciadas como desaparecidas, sin importar sexo o edad; y permanecerá en el mismo hasta tanto se dé con el paradero de la persona buscada.

Mirá las Noticias Destacadas