El planteo surge a partir de acuerdos rubricados por ambas administraciones para realizar obras cuyos pagos incumplió el gobierno central.

Si bien el Gobierno provincial salió a aclarar que no hay un conflicto con la Nación por el financiamiento de obras en Córdoba, existe una deuda de 7.000 millones de pesos por cuatro proyectos de infraestructura, por parte del poder central, según lo declaró al programa A Pura Radio de Radio Universidad, Daniel Passerini, el Legislador de Unión Por Córdoba.

Passerini aclaró que “esa cifra surge de sumar todos los montos de las distintas partidas para las obras públicas que aún no ha girado la Nación hacia la Provincia lo que representa un atraso importante porque la Provincia ya entregó certificaciones y ha avanzado".

Sin embargo el Legislador dijo que “a pesar del atraso de Nación, la Provincia sigue con las obras porque son generadoras de empleo por lo que debemos prestar atención al discurso oficialista de Nación que hablan de las maravillas que hacen en Córdoba pero no mandan los fondos correspondientes".

“Concretamente", adelanto Passerini, “el Gobierno de Córdoba ya ha hecho los reclamos correspondientes y se aprovecha cada oportunidad para hacer el reclamo de la deuda", por lo que sentenció, “esta deuda complica la reactivación del empleo en un contexto de profunda recesión".

Por su parte, el secretario de Comunicación de Córdoba, Manuel Calvo, aseguró que si bien existe esa deuda de la administración nacional, también hay un acuerdo para que el Gobierno nacional termine la autopista Córdoba-San Francisco, a cambio de que la Provincia se haga cargo de terminar los trabajos en los cuales la gestión del presidente Mauricio Macri había prometido aportar fondos y hasta ahora no pudo hacerlo.

“Tenemos una relación cordial con el Gobierno nacional. Si bien existe esa deuda, también hubo un acuerdo para que la Nación terminara la autopista Río Primero-San Francisco (el tramo Córdoba-Río Primero lo construye la Provincia), mientras la Provincia, que está fuerte financieramente, termina los proyectos que están en marcha, por los cuales se generó esa deuda. El gobernador no le reclama nada a la Nación y confía que en que esas deuda se resolverá en algún momento, porque existe un diálogo permanente", afirmó el funcionario provincial.