La empresa presentó un procedimiento preventivo de crisis. Actualmente pagan los sueldos en cuotas.

El sector lechero no consigue salir del todo a flote. El ejemplo ahora lo da otra empresa tradicional que muestra signos de riesgo al solicitar la apertura de un procedimiento preventivo de crisis. Se trata de la firma santafesina Verónica, que con el mecanismo legal buscaría despedir con el menor costo posible parte de la plantilla de 600 trabajadores directos pagando sus respectivas indemnizaciones.

La firma, fundada en 1923, atraviesa una profunda crisis desde hace largos años e incluso en el sector se rumorea que sus plantas de producción de Lehmann, Totoras y Suardi estarían con el cartel de venta. La baja rentabilidad, la caída de consumo y el sostenimiento de la planta hicieron un combo difícil de mantener.

Según publica Ámbito.com, desde la compañía explican que el pedido del procedimiento preventivo busca salvaguardar los puestos laborales y llegar a un acuerdo con el gremio por el futuro de los trabajadores. En la actualidad están pagando los sueldos en cuotas y la fábrica de leche en polvo funciona por quincenas. La planta de Suardi, en el límite provincial con Córdoba, sería la más complicada.