El Gobierno busca reactivar el consumo pero sin afectar metas