Allí. en Cosquín y La Falda su usó el voto electrónico, modalidad que cosechó elogios y críticas por alguna complicación en su utilización.

Según los primeros datos, en Cosquín donde ya eligieron autoridades locales y Marcos Juárez había votado cerca del 50% del padrón mientras que en La Falda superó el 45% de los votantes habilitados se había acercado a ejercer su derecho.

En las elecciones provinciales 2015, llevadas a cabo el 5 de julio, la participación llegó al 66 por ciento del padrón.

En tanto, los comicios municipales del 13 de septiembre del mismo año arrojaron una participación cercana al 70 por ciento de los electores habilitados.

En las elecciones provinciales 2015, llevadas a cabo el 5 de julio, la participación llegó al 66 por ciento del padrón.

En tanto, los comicios municipales del 13 de septiembre del mismo año arrojaron una participación cercana al 70 por ciento de los electores habilitados.

Este domingo 12, los vecinos de la ciudad de Marcos Juárez votaron por algo distinto al resto de los cordobeses.

También allí se eligió a gobernador y a legisladores provinciales, pero en el último tramo de la boleta debía responder a una consulta que puso en marcha el municipio local, por un tema estrictamente local.

Se trata, en realidad, de un referéndum, por el que los ciudadanos definirán por sí o por no una reforma de la Carta Orgánica local que rige el ordenamiento municipal en esa ciudad. Esas normas, que una quincena de ciudades cordobesas se han dictado, no pueden ser reformadas por simples ordenanzas.

En concreto, la consulta es sobre la reforma del artículo 164 de esa norma y por un tema técnico y jurídico, que no genera controversias en la ciudad. Lo que se propone es que la Junta Electoral Municipal, que debe controlar los comicios de intendente cada cuatro años, esté conformada por abogados del foro local.

Hasta ahora, como en casi toda la provincia, eran convocados a esos roles docentes o empleados estatales. En 2014, una acordada del Tribunal Superior de Justicia determinó que los jueces y magistrados judiciales no podrían cumplir esas responsabilidades.

En Marcos Juárez, a partir de una propuesta elevada por el Colegio de Abogados local, que apoyaron tanto desde el gobierno municipal como en las fuerzas políticas de la oposición, se definirá con este retoque que sean abogados o escribanos los que la integren. Para eso, el municipio los sorteará entre los que voluntariamente se inscriban para ese fin.

Sin oposiciones ni polémicas, se da por descontado que quedará aprobado por el electorado.

El referéndum requiere del voto popular para ser validado. El municipio eligió “colgarlo" de esta elección provincial para no tener que convocar a una elección local sólo para esa consulta formal.

Marcos Juárez presenta otra particularidad en esta elección: junto a La Falda y Cosquin, es una de las tres ciudades cordobesas donde se aplicará el voto electrónico. Los vecinos votarán, en esas tres localidades, en máquinas computadoras eligiendo opciones en la pantalla.

Marcos Juárez no votó por cargos municipales este domingo: ya lo hizo en septiembre del año pasado cuando fue reelegido como intendente Pedro Delarrosa (Cambiemos). Esta es, desde que redactó su propia Carta Orgánica, la primera en la provincia en votar por intendente.